aliento divino
23354
post-template-default,single,single-post,postid-23354,single-format-standard,stockholm-core-2.0.7,select-child-theme-ver-1.1,select-theme-ver-6.6,ajax_fade,page_not_loaded,vertical_menu_enabled, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,no_animation_on_touch,,qode_menu_,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

aliento divino

“Absoluto”… dice Ibn Arabi que otorga existencia a todo sin discriminación alguna.

El ser real y absoluto se transforma continuamente y sin pausa alguna en el Ser relativo. Esta transformación ontológica que Ibn Arabi llama en ocasiones emanación es un movimiento natural y necesario del Ser causado por la presión interna de la potencialidad ontológica retenida en lo Absoluto.  Sin esta transformación constante, o sea sin la exhalación, el Ser quedaría comprimido en el interior de lo Absoluto hasta el límite más extremo (Toshihiko Izutsu)

 

“aliento divino”… Todo está contenido en el seno del Aliento, al igual que la brillante luz del día se halla en las tinieblas que preceden el alba. Ibn Arabi

El aliento del Misericordioso es el principio del Ser o la base del Ser que se extiende sobre el mundo de las cosas materiales y el de los seres espirituales. En esta faceta oncológica el aliento del Misericordioso es considerado por Ibn Arabi como la Naturaleza.    Todos los atributos básicos que caracterizan el acto humano de la respiración se aplican analógicamente al aliento.  (Toshihiko Izutsu)

No Comments

Post a Comment