Reencuentro
22769
post-template-default,single,single-post,postid-22769,single-format-standard,stockholm-core-1.1,select-child-theme-ver-1.1,select-theme-ver-5.1.8,ajax_fade,page_not_loaded,vertical_menu_enabled, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Reencuentro

Fue en la década de los ochenta cuando descubrí un arte que traído de países asiáticos me resultó de una atracción difícil de evitar. Y me fui en su busca hasta llegar a la Facultad de Bellas Artes de Hangzhou en China con una beca para estudiarlo y allí estaba ya instalada Catherine Denis y compartimos mucho los años que allí coincidimos,

siempre en los ochenta porque en los noventa ya nos habíamos ido, aunque fue para volver, cada una en diferentes fechas… porque seguimos con el pincel a vueltas, con el trazo, con las grafías chinas o nuestras. Ella se instaló en Rennes, yo en Granada para seguir en nuestros estudios con los caracteres chinos y el alfabeto, creando un instante, una obra, un espacio cargado de tiempo…

Ella dice en su libro <Reliés entre eux par un même élan>. Voilà qui peut définir la cohérence artistique: en musique, danse, théâtre et calligraphie, l´élan tient le tout. <L´élan va vers le but>, écrit Alexandre Hollan.  Dans mon travail, l´élan tient le but à distance, comme un danger possible, celui d´un mirage. L´élan doit tendre à la plénitude de chaque instant. L´élan fait voir l´instant. L´élan fait vivre l´instant. Je vis ce que je vois.

Nos reencontramos el pasado otoño y nos pusimos al día en el camino, seguimos discutiendo, reconociendo lo otro, y que gran privilegio poder seguir mirándonos a los ojos pincel en mano, guiadas por el trazo…

 

 

 

 

 

No Comments

Post a Comment